Skip links
Explore
Drag

La ventaja competitiva de la vigilancia e inteligencia tecnológica

La vigilancia y la inteligencia tecnológica juega un papel estratégico vital para las organizaciones a la hora de innovar y tomar decisiones certeras. La monitorizar constante, incluso en tiempo real, de lo que ocurre en el mundo, en una o varias áreas de conocimiento, implica una gran ventaja competitiva para empresas, instituciones e incluso gobiernos.

Basándonos en la Guía práctica de vigilancia tecnológica e inteligencia del Observatorio Virtual de Transferencia de Tecnología de la Universidad de Alicante (OVTT), hemos desarrollado este artículo para poner en valor la gran importancia estratégica de la información en los procesos de innovación y desarrollo de nuevos productos o servicios.

Vigilancia e inteligencia son conceptos diferentes pero complementarios. La vigilancia tecnológica es una práctica usual, algo que está en el ADN de cualquier empresa actual. De hecho, es el cimiento de la multitud de institutos o centros tecnológicos que hay en todo el mundo. Se trata de monitorizar y detectar los avances o novedades que se producen en uno o varios campos. La inteligencia tecnológica da un paso más y se centra en comprender, interpretar y contextualizar la información para transformarla en conocimiento útil para la organización. No obstante, profundicemos en qué es y qué no es vigilancia e inteligencia tecnológica:

_SÍ es

• Un método para obtener información analizada para poder tomar decisiones.
• Un método de alerta temprana para la dirección, que detecta tanto oportunidades como amenazas.
• Un medio para conseguir un asesoramiento riguroso y neutro.
• Un modo para mejorar la situación competitiva y poder crear oportunidades de negocio.
• Un modo de comportarse, un proceso continuo.
• Una herramienta de gestión utilizada por las empresas excelentes.
• Una herramienta de gestión apoyada por la dirección.
• Un modo de adquirir de modo temprano conocimiento del exterior.
• Una herramienta de gestión que se utiliza tanto para el corto como para el largo plazo.

_NO es

• Espionaje (la VT-IC es legal).
• Una bola de cristal para predecir el futuro.
• Buscar en Bases de Datos/Software. (Las BDD y el software son sólo herramientas. La VT-IC es el método para usar bien dichas herramientas).
• La caza de rumores en la red. (Hay que ser muy selectivo en la Red).
• Sólo Papeles. (Lo mejor es presentar y argumentar los informes de palabra).
• Un trabajo de una persona. (Puede haber un coordinador, pero es un trabajo que involucra a todos).
• Una invención del siglo XX. (Siempre se ha realizado, con las herramientas de cada época p.ej. palomas mensajeras).
• Una revista. (No ofrecen datos listos para que una empresa tome decisiones).
• Una hoja de cálculo. (Las decisiones no se toman sólo con números, hace falta ligarlos a estrategias y metas).

Puesta en marcha

Para poner en marcha una estrategia de vigilancia e inteligencia, el OVTT propone un proceso en seis etapas:

  1. Etapa de diagnóstico para identificar, precisar y detallar el tema a vigilar. Aquí se establecerán los “Factores Críticos de Vigilancia” (FCV) de cara a diseñar una estrategia eficaz para cada caso.
  2. La segunda etapa es la búsqueda y captura de información: se definen los objetivos de la búsqueda de información, se establecen las necesidades, así como las formas de localizarla y capturarla de una manera organizada.
  3. En la tercera etapa se procede al análisis: validación de la información y selección de lo más relevante según los objetivos de búsqueda.
  4. En la siguiente fase, la cuarta, se analizará detenidamente la información de valor y se elaborará uno o varios productos de vigilancia e inteligencia tecnológica.
  5. La quinta etapa es de difusión y comunicación de los resultados a las personas con capacidad de decisión en la organización.
  6. La última etapa, la sexta, consistirá en la toma de decisiones y acciones. Todo lo anterior se convierte en inteligencia estratégica que impulsará la innovación en el negocio o proyecto.
Las herramientas

Para llevar a cabo una estrategia efectiva de vigilancia tecnológica e inteligencia es necesario utilizar herramientas que nos permitan captar, procesar y transformar una gran cantidad de datos e información. Para ello, existen múltiples tipos de servicios y aplicaciones:

  • Servicios de alertas, listas de distribución, suscripción o sindicalización de contenidos
    (RSS).
  • Buscadores especializados: recuperadores de información centrados en un tipo de
    fuente, temática o sector específico.
  • Bases de datos especializadas.
  • Bases de datos de tesis y memorias de investigación.
  • Metabuscadores.
  • Marketplaces: herramientas cada vez más útiles para promoción y comercialización de tecnología, al ofrecer acceso a ofertas y demandas tecnológicas publicadas por investigadores y empresas, así como procesos de búsqueda de socios para proyectos de I+D+i transnacionales.
  • Herramientas de análisis de la información, por ejemplo la del Centro de Competencia en Análisis y Minería de Texto de la Comisión Europea.
  • Plataformas y software integral de vigilancia tecnológica. Existen una multitud de ofertas, libres y de pago, atendiendo a diferentes fuentes de información y funcionalidades. El OVTT propone las siguientes:  Hontza, Vicubo Cloud, Innguma, Intool, Miraintelligence, i3Vigila, Mussol, Vigiale

Para ampliar información os recomendamos leer la Guía completa de la Universidad de Alicante.

Leave a comment